4 Reasons to prototype in mobile app projects

There are many situations when creating a prototype of the final product of a project is not possible, because of the costs, the timing or just because of the nature of the product. But if you have the chance I recommend you to do it.

Prototyping in software projects

Currently I manage projects whose goal is the creation of mobile apps for different kinds of clients. The product of our projects is a software and software by its nature allows prototyping and progressive development.

There are different kinds of prototype solutions for mobile apps. Frequently we use Marvel and Flinto. They both allow to create very high fidelity prototypes that can be tested in the intended devices as if they were the real app.

Why is this so interesting inside the project of creation of an app?

1. It is very frequent that the client (and/or the product owner) doesn’t know exactly how the final product should look like, exactly what kind of functionalities should it include and how should they be presented to the app user.
The prototype allows the client to rethink the product if necessary as the result of its interaction with the prototype.

2. It is a lot cheaper and faster to introduce changes in a prototype of this kind than in the final app (product).

3. Design is fundamental in a mobile app. This allows designers to go always at least 1 sprint ahead of developers during the project. If you can create a first project just for prototyping it will be even better.

4. As the designs are realistic, all the assets created for the prototype and approved by the client can be used by the developers during the following phases of the project without any additional work from the designers.

What is your opinion?

What do you think? Do you prototype in your projects? What kind of tools do you use? Do you know any more reasons in favor of prototyping? And against?
I would like to know your comments.

4 Reasons to prototype in mobile app projects

Ecodiseño

El pasado 23/11/2010 asistí en el Colegio de Ingenieros Industriales de Barcelona a una presentación de Aenor sobre ecodiseño. El concepto es nuevo para mí pero ya lleva varios años circulando.

Ecodiseñar

Según Aenor, se trata de identificar en el momento mismo en que se proyecta un producto/servicio todos los impactos ambientales ambientales que se pueden producir en cada una de las fases de su ciclo de vida, con el fin de reducirlos al mínimo sin menoscabo de su calidad y aplicaciones.

Ecodiseño según Niessen

Dos conceptos me interesan especialmente de esta definición: ciclo de vida y servicio (no sólo producto).

Como empresa diseñadora de un producto/servicio debo contemplar todo el ciclo de vida del mismo, no sólo aquella parte en la que yo intervengo directamente. Y no vale trasladar los impactos ambientales de una fase a la siguiente.

El concepto se extiende también a los servicios. Eso significa que si proyecto un nuevo servicio en mi organización como, por ejemplo, movilizar una aplicación puedo ecodiseñarlo minimizando sus impactos ambientales desde la elección de proveedores respetuosos con el medio ambiente o plataformas que minimizen el consumo de energía hasta planificando cómo retiraré el servicio en el futuro impactando lo mínimo en el medio ambiente.

Herramienta de competitividad

Las empresas certificadoras plantean el concepto como una herramienta para mejorar nuestra competitividad frente a otros proveedores de productos/servicios que no consideren este concepto. Por ejemplo, parece ser que en determinadas licitaciones ecodiseñar puede ser un punto a favor.

Otro aspecto a considerar es su fácil integración con los sistemas de gestión tradicionales, ISO 9001 y 14001. Todo un detalle de coherencia.

Incógnitas

¿Deben ser necesariamente más caros los productos ecodiseñados? ¿Están dispuestos los clientes a pagar más por este tipo de productos?

Algunos creen que el mercado está dispuesto a pagar hasta un 10% más por este tipo de productos/servicios. No lo voy a poner en duda pero creo que no todos los mercados son tan sensibles al factor sostenibilidad frente al factor precio.

Otra cuestión es que los costes adicionales que podamos tener en alguna fase del ciclo de vida del producto/servicio se puedan ver compensados en otras fases; por ejemplo que un incremento de costes en la fase de acopio de materias primas se vea luego compensada por una reducción de costes de operación que haga que en el conjunto del ciclo de vida del producto/servicio los costes sean inferiores a los de la opción no ecodiseñada. Pero para ésto hacen falta creatividad e innovación.

Voy a acabar con un ejemplo de stand ecodiseñado para el Ministerio de Medio Ambiente en el que se muestran en la práctica muchos de los conceptos que he mencionado:

Ecodiseño