Scrum no es para todos

Hace algún tiempo que me pregunto si Agile y Scrum en particular son una moda o si están aquí para quedarse. En mi trabajo tengo contacto con gente de muchas empresas que desarrollan software; desde clientes a proveedores o candidatos a los que entrevisto en procesos de selección. La gran mayoría me explican que en sus respectivas empresas usan Scrum pero todos ellos puntualizan en seguida que no son talibanes de Scrum. Utilizan aquello que les es útil. No sé si eso es Scrum o si en muchos casos se pervierte el sistema y se pierden los beneficios.

Scrum es fácil de entender a nivel teórico pero más complejo de aplicar en la práctica. Y es que Agile no es para todos. No se trata simplemente de una forma de hacer las cosas por parte del equipo de desarrollo. Se precisa de un cambio organizacional importante y de equipos experimentados y técnicamente muy capaces.

Hay muchas cosas que pueden hacer que una implementación de Scrum no funcione. En mi empresa hemos estado probando Scrum durante unos 6 meses y estamos llegando a la conclusión de que no es la forma ideal de trabajo para nosotros por diversos motivos:

– Trabajamos con contratos de precio fijo y alcance definido.
– Nuestros clientes, en general, no están interesados en comprometerse como Product Owners.
– Nuestros equipos, con frecuencia, no tienen la madurez suficiente y no se autogestionan.
– Los equipos de proyecto no son estables y sus integrantes trabajan en varios proyectos simultáneamente.

Y podría seguir con más razones.

Eso sí, en nuestras pruebas hemos descubierto cosas positivas. Los valores ‘lean’ y los tableros Kanban nos resultan muy útiles. Detectar y eliminar desperdicios (waste) además de ver todo el proceso en su conjunto nos está resultando provechoso.

Y es que, como en muchas otras disciplinas de conocimiento, la dirección de proyectos está en constante evolución. Es importante mantener una actitud abierta a los cambios, a la posibilidad de cometer errores y aprender de ellos y a la mejora constante (un valor de ‘lean’).
Estoy seguro de que en breve (si no han aparecido ya) surgirán metodologías de síntesis entre lo ágil y lo predictivo, como ya anunció hace años Juan Palacio. Y deberemos seguir experimentando y aprendiendo de forma constante y con actitud al tiempo crítica y abierta.

¿Cuál es tu opinión? ¿Qué experiencia tienes con Scrum o con otras formas de trabajo ágiles?

Anuncios
Scrum no es para todos

Un comentario en “Scrum no es para todos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s