Cloud computing: marketing e incertidumbre

La pasada semana he asistido a un evento sobre cloud computing organizado por un conocido grupo de comunicación en el sector de las TIC. Este es un tema que me interesa especialmente porque creo que es el futuro. Sin embargo, siendo un concepto muy tratado, cada organización puede aproximarse a él de formas muy diversas.

La nube: el concepto

El cloud computing se basa en la facilidad de acceso a sitios remotos que hoy en día proporciona internet. El concepto engloba la provisión de aplicaciones, datos, almacenamiento e infraestructuras de forma transparente para el usuario, que no precisa conocer ni la configuración de los sistemas ni su ubicación física.

, via Wikimedia Commons”]

La nube proporciona transparencia y flexibilidad al usuario final. Eso es bueno para “organizaciones líquidas”, concepto que he conocido a través de Jaime García Cantero (@jaimegcantero), que es en lo que se están convirtiendo nuestras empresas progresivamente: con límites y formas cambiantes, cada vez menos definidos y en constate trasformación.

Como he apuntado antes, no hay una única forma de consumir el cloud computing. Cada organización deberá adaptarlo a sus propias necesidades y circunstancias: habrá quien contrate aplicaciones como servicio, quien busque sistemas de almacenamiento ubicuos y flexibles, quien desee mantener servicios como el correo electrónico bajo su control directo o quien lo contrate como servicio a grandes proveedores como Google, quien virtualice, quien comparta servidores con otras organizaciones y quien trabaje con su nube privada.

, via Wikimedia Commons”]

En cualquier caso, creo que la mejor forma de aproximarse al tema es analizando servicio a servicio todos los que son prestados por el departamento de TIC, considerando sus necesidades de disponibilidad, su criticidad, las normativas legales que en cada caso apliquen, … y buscando un buen socio que nos acompañe en todo el proceso, asesorándonos sobre los mejores proveedores y la mejor estrategia a seguir.

Y es que el mercado de la nube está todavía poco maduro, en pleno crecimiento, como lo demuestra que el número y pelaje de los proveedores de cloud computing vaya en aumento día a día. Hay operadoras de telecomunicaciones, proveedores tradicionales de servicios de housing y hosting, grandes corporaciones internacionales, …

, via Wikimedia Commons”]

Y también hay mucho marketing. Se habla mucho de la nube pero, como pudimos comprobar en el evento al que hacía referencia al principio de la entrada, las empresas todavía la usan poco. No ocurre así con los particulares, ya muy habituados a gmail, dropbox, spotify, etc.

Incógnitas

¿Cómo evolucionará este mercado? ¿Quienes acabarán siendo los players principales? ¿Cómo se acabará segmentando? ¿Qué beneficios reales acabarán obteniendo las organizaciones? ¿Será suficientemente seguro?

Y yendo más hacia las afectaciones concretas de un departamento de TIC, ¿cómo afectará la nube a nuestra base instalada (nuestros activos)? ¿seremos capaces de convertir aplicaciones (cloud) estándar en aplicaciones de negocio (personalizadas)?

Y, en particular, los CIO y/o responsables del área de TIC, ¿serán capaces de transformarse de gestores de activos en gestores de servicios?

Conclusiones

En conclusión; mi impresión es que por ahora hay mucho marketing y demasiadas cuestiones abiertas.  Sin embargo, creo que es un camino que nuestros departamentos de TIC deberán transitar si nuestras organizaciones quieren seguir siendo competitivas. Habrá que ir poco a poco, dando pasos lentos pero firmes y tratando de ir resolviendo incógnitas por el camino.

Anuncios
Cloud computing: marketing e incertidumbre

Un comentario en “Cloud computing: marketing e incertidumbre

  1. Tras publicar esta entrada he encontrado este artículo en Mashable (http://mashable.com/2011/12/11/cloud-computing-business-infographic/) en el que se explican mediante una infografía las motivaciones y los resultados que han ido obteniendo algunas empresas que han migrado a la nube.
    Me ha resultado especialmente interesante comprobar que los costes no han sido la principal motivación y que tampoco se han reducido drásticamente tras la migración. Sin embargo muchos encuestados indican que el negocio se ha visto impulsado (por las nuevas prestaciones) y que no se encuentran especialmente preocupados por la seguridad en la nube.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s